Por qué este sitio

Orient XXI es un periódico cotidiano en línea y gratuito que cubre una vasta región, desde Marruecos hasta Afganistán. Una región muy cercana a la nuestra, en Francia, pero que suscita inquietudes, e incluso genera temor.

Desde su creación en 2013, Orient XXI quiere luchar contra esos temores dándoles la palabra no a pseudoexpertos en «terrorismo» o en «islamología», sino a especialistas, periodistas, universitarios, investigadores y diplomáticos que verdaderamente conocen la región. En pos de ese objetivo, también buscamos que cada vez intervengan más contribuidores que viven en esos países y conocen desde adentro su lengua, su cultura y su civilización.

Con el transcurso de los años, hemos diversificado nuestra producción, con más artículos, más reportajes, destinada a un público más joven. También desarrollamos videos, a los que queremos otorgarles un espacio creciente. El sitio tiene versiones en francés, árabe, inglés y persa. Hemos organizado encuentros, coloquios, debates; hemos colaborado con el Instituto de Investigación y de Estudios Mediterráneo Oriente Medio (Iremmo) y hemos establecido una red de colaboración con sitios de información independientes en Egipto, Túnez, Líbano, Siria, Argelia y Jordania. El éxito nos viene acompañando, ya que en el primer semestre del año 2018 hemos superado un millón de visitas de nuestras páginas, es decir, 50 % más que en el semestre anterior.

Hemos optado por la gratuidad, pero nuestro modelo económico es un modelo mixto. Se apoya no solo en el voluntariado y las contribuciones voluntarias de algunos autores, sino también, además de algunas subvenciones puntuales, en las donaciones de nuestros lectores, que aportan una parte importante de nuestros recursos, y a los que recurrimos regularmente. Sabemos —al igual que nuestros lectores— que aunque sea gratuita, la información tiene un costo, y que hay que sostenerla, sobre todo en el caso de un sitio sin recursos publicitarios. Nuestra ambición es grande. Creceremos a largo plazo con su ayuda, gracias a sus consejos, a sus críticas y también a la difusión que hagan de nuestro trabajo.